(01) 215 – 8000

El montacargas es una máquina única y versátil. Es muy conveniente en muchas situaciones, por lo que siempre es bienvenida en cualquier obra de construcción, almacén o empresa de logística. Hay varios tipos de montacargas, entre ellos los que funcionan con gas licuado. ¿Cuáles son las razones para escogerlos? acá te dejamos algunas de las ventajas que poseen sobre los otros tipos de montacargas. Pero antes, es importante generar una idea general sobre el montacargas.

¿Qué es un montacargas?

montacargas a gas licuado

El montacargas es una maquinaria que nos permite facilitar trabajo en nuestras obras y proyectos, en una gran cantidad de sectores, como puede ser la construcción, o la logística e inventario de empresas o fábricas. Los montacargas permiten acelerar los procesos de transporte de material de una forma excepcional, ya que liberan a los trabajadores de gran trabajo físico que pueden utilizar en otra área. La necesidad de levantar, bajar, mover cargas sin esfuerzo manual, todo esto es posible con un montacargas.

Esta máquina se define como un equipo móvil de contracarga, ya que la carga que manipula está fuera de la distancia de sus ejes. Los contracargas contrabalanceadas se basan en los principios de balance y estabilidad. En la línea principal del eje de transmisión se encuentra el punto de equilibrio.

 

Funciones y principales usos

 

Las funciones principales de un montacargas son mover, levantar, bajar cargas con poco o nulo esfuerzo manual. Esto permite que puedan transportar una amplia gama de materiales o cualquier tipo de objeto, lo que le hace muy versátil en cualquier proyecto u obra.

Además, estos permiten la optimización del espacio en los galpones o bodegas de almacenamiento. Son máquinas muy precisas y dinamizan en gran parte las tareas logísticas de organización y orden, reduciendo el personal utilizado y el tiempo.

 

Diferentes tipos de montacargas

 

Encontramos dos grandes grupos en los montacargas, los cuales serían los montacargas eléctricos y los montacargas de combustión interna. Ambos tienen diferencias y beneficios, y están enfocados a funciones distintas dentro del trabajo.

Montacarga eléctrico: Estos son alimentados mediante una gran batería, compuesta de ácido y plomo, que puede llegar hasta las 8 horas de autonomía. Son equipos silenciosos y no contaminantes, por lo que resultan extremadamente convenientes para el uso en interiores y espacios cerrados, como podría ser la bodega de una fábrica, o empresa de material de cualquier tipo.

Montacarga de combustión interna: A diferencia de los montacargas eléctricos, estos se utilizan a base de gasolina, GLP o diésel. Estos son reabastecidos rápidamente, no deben pasar por tiempos de espera para cargar la batería. El montacargas a base de GLP puede usarse en ambientes cerrados por la baja contaminación.

 

Ventajas del montacargas a gas licuado

montacargas GLP

El montacargas GLP tiene características que no tienen los otros y por consiguiente, tiene ventajas en algunas áreas sobre las demás. Te dejamos algunas de ellas.

Menor costo inicial: Los montacargas impulsados por GLP no requieren la compra adicional de un cargador de batería y normalmente se venden a un costo menor que los vehículos de diésel, convirtiéndolos en la opción más económica de los tres tipos disponibles.

Más silenciosos que los equipos a diésel: Los montacargas a diésel producen ruido que estando en operación puede causar distracción al trabajar, particularmente en espacios pequeños. Los montacargas de GLP ofrecen un funcionamiento similar con menos ruido.

Producen bajas emisiones de humo: Los montacargas diésel crean una gran cantidad de emisiones de humo y pueden arrojar grasa y humo a su alrededor. Los montacargas de GLP producen muy bajas emisiones, y al ser energía limpia, son amables con el medio ambiente y no dejan manchas en la mercancía, almacén o operarios.

No hay necesidad de perder tiempo recargándose: Los montacargas eléctricos no solamente requieren una costosa y aparatosa batería, sino que tampoco se pueden utilizar mientras se están recargando. Los montacargas de GLP requieren un simple rellenado de aceite cuando el nivel se encuentra bajo, lo cual significa mayor eficiencia de trabajo.

Puedes acceder a nuestra oferta de montacargas GLP Hyundai, los cuales tienen una excelente relación precio/calidad, además de ser una marca reconocida a nivel mundial y con muchos años de experiencia. Estos puedes encontrarlos en la página web de Triton.