(01) 215 – 8000

Actualmente, la demanda de montacargas por parte de empresas comerciales y la industria de almacenamiento y carga, ha aumentado considerablemente. Y es que, en cuanto a maquinaria pesada, éstos son uno de los equipos más útiles, eficientes y rápidos que aceleran trabajos de carga y traslado, y por consiguiente contribuyen a incrementar la producción.

Es por ello que, en Tritón Trading S.A. queremos darte a conocer aspectos esenciales que caracterizan a este tipo de máquinas llamadas montacargas. Cuya presencia es importante en negocios de almacenaje, agro-industria, transporte, levantamiento de materiales, actividades de logística, puertos, entre otras áreas del rubro.

¿Qué son los montacargas?

Conocidos también como elevadores industriales, los montacargas son vehículos de elevación que permiten cargar y transportar con  destreza y rapidez, distintos materiales u objetos que por su gran peso y amplias dimensiones, un ser humano no podría trasladar por sí solo en una empresa.

Principales características de un montacargas

  • Son fáciles y prácticos de usar pese a su gran tamaño.
  • Se pueden instalar de forma sencilla en cualquier espacio.
  • Su uso abarca cualquier tipo de actividad que implique la manipulación de cargas en el ramo industrial o comercial.
  • Se disponen en distintos modelos atendiendo las necesidades de cada empresa o usuario particular.
  • Gozan de versatilidad, rentabilidad y diseños ergonómicos.
  • Son accesibles en cuanto a su precio, pues además de existir distintos tipos, también hay gran variedad de marcas fabricantes que los promocionan.

Los montacargas: eficiencia, rapidez y productividad en una sola máquina Triton Trading

¿Cuáles son sus partes?

Aunque existen diversos tipos de montacargas, estos en su mayoría se componen básicamente de las siguientes partes:

  • Mástil:

Generalmente se encuentra en la parte delantera del montacargas y es el encargado de subir y bajar la carga. Existen cuatro tipos de mástil: simples, dobles, triples o cuádruples.

  • Horquillas:

Conectadas al mástil por medio del carro de horquillas, son las que recogen directamente desde abajo la carga y le sirven como plataforma. Se disponen en distintos tamaños y formas, pero generalmente son dos en forma de L, ubicadas paralelamente de forma horizontal.

  • Cabina de mando:

Es el área donde están todos los controles y elementos de operación. En ésta se ubica el operador para maniobrar el montacargas y ejecutar todas sus funciones.

  • Suministro de potencia:

No es otra que la fuente de energía del montacargas, bien sea a través de un motor o baterías. De acuerdo al tipo, es propulsada por diesel, gasolina, gas propano o electricidad. Se ubican generalmente debajo del asiento de la cabina cuando son de combustión interna, pero si es de propano, el tanque se ubica en la parte externa del elevador industrial.

  • Marco:

Abarca todas las partes del montacargas que son más grandes y visibles. Tal como, el pórtico de seguridad y luces que bordea al operador. Igualmente, el contrapeso del montacargas situado en la parte posterior, el cual le brinda estabilidad al vehículo, imposibilitando que se incline hacia  adelante al montar la carga. Finalmente, incluye el tren de rodaje conformado por los ejes, el eje de transmisión y las ruedas.

¿Cuál es la función de los montacargas?

Los montacargas funcionan como equipos de trabajo capaces de llevar a cabo distintas operaciones, como: remolcar, apilar, empujar, mover, subir y bajar materiales diversos. Para ello, cuentan con una plataforma de carga que se desliza comúnmente de forma vertical a través de dos guías metálicas rígidas, dispuestas lateralmente. Conjuntamente, están provistos de un centro de gravedad que se mece en distintas direcciones, permitiendo balancear la carga montada  y darle estabilidad.

Ahora bien, para ejercer sus funciones correcta y ágilmente, es indispensable operar un montacargas con personal entrenado y calificado. El cual sea capaz de manejarlo adecuadamente,  obedeciendo los conocimientos técnicos y normas de seguridad necesarias, para no entorpecer la dinámica de trabajo a su alrededor y evitar posibles accidentes laborales, bien sea por volcarse o chocar contra peatones, otros vehículos u objetos.

Así pues, si se cumple con dichos parámetros, el rendimiento del montacargas será el esperado. Es decir, será preciso, eficaz, seguro, y además contribuirá con el ahorro de largas horas de trabajo, energía y dinero. Y en definitiva, sus funciones servirán de gran apoyo en la logística de la industria o comercio que requiera estas actividades de carga y transporte.

Sabiendo esto y en búsqueda de satisfacer la acrecentada demanda de dichas máquinas industriales en el mercado, Tritón cuenta con diversos tipos de montacargas, especialmente de la marca Hyundai, entre los que destacan los modelos 25L-7SA Y 30L-7SA. Asimismo, en Tritón encontrarás montacargas de la marca Crown de la serie FC, RC y el distinguido montacargas eléctrico contrabalanceado de la serie SC.