(01) 215 – 8000

En este artículo no hablaremos de una máquina, sino de un accesorio, en este caso para el minicargador. El accesorio al que nos referimos es en realidad un aditamento. Este aditamento es el brazo excavador, que como su nombre indica, permite darle una nueva funcionalidad al minicargador, convirtiéndolo en una máquina aún más versátil.

El minicargador

Lo primero antes de entrar de lleno en los aditamentos, es entender el minicargador y cómo funciona, además de identificar los tipos de minicargador que existen.

El minicargador es una máquina utilizada para cargar, transportar y descargar materiales. La principal cualidad y lo que lo destaca, es su reducido tamaño, y es el factor que determina su utilidad e idoneidad en una obra.

Respecto a la movilidad y el desplazamiento del minicargador, este no supera los 10 km/h, lo que es una ventaja al momento de evitar y prevenir accidentes. Pero, no por eso deja de ser importante y fundamental que esta máquina sea operada por un operador experto. Es necesario un operario que tenga la experticia para coordinar el movimiento de la pala y distribuir el peso que esta lleva, para así evitar cualquier tipo de percance en la obra.

Los usos más comunes del minicargador en una obra de construcción son: carga y descarga de materiales, demoliciones de estructuras pequeñas de concreto, perfilación y compactación y nivelación de superficies.

La razón de su utilización y su compra en lugar de otras maquinarias, es su pequeño tamaño, lo que le proporciona una mayor versatilidad y acceso a espacios dónde maquinarias más grandes no podrían acceder.

Los aditamentos

Si el minicargador de por sí ya es una máquina versátil, la existencia de los aditamentos expande aún más las posibilidades de utilidad que nos ofrece en nuestra obra o proyecto.

Los aditamentos son accesorios intercambiables que permiten que el minicargador se desenvuelva en distintas tareas (no de forma simultánea). El hecho de tener esta posibilidad, supone un gran ahorro en otro tipo de máquinas o herramientas para el trabajo que estamos realizando. Lo que se quiere dejar en claro, es que el minicargador tiene la capacidad de realizar más de una labor cuando está en la obra lo que lo dota de una versatilidad inigualable y muy difícil de superar. Es importante, en cualquier caso, tener claro que la carga de trabajo del minicargador es utilizado dónde no es posible tener una máquina de mayor tamaño por espacio, o porque simplemente no es necesaria.

El brazo retroexcavador

bobcat brazo retroexcavador

Después de introducir tanto el minicargador como los aditamentos, podemos entrar de lleno a hablar acerca del brazo excavador. Como su nombre lo indica, esta herramienta dota al minicargador de la función de excavación.

Este accesorio es algo totalmente rentable para cualquier tipo de empresa que posea un minicargador, ya que le entrega una nueva vida de uso a la misma máquina, por mucho menos dinero de lo que podría costar una retroexcavadora. Aunque sea para realizar excavaciones a pequeña escala, el hecho de poder hacerlo de manera fácil y sin muchas complicaciones, hace que este aditamento sea totalmente rentable.

El brazo excavador permite que el minicargador se convierta en una mini excavadora, otorgándole la capacidad de cavar a unas profundidades máximas de excavación van desde 1,8 metros hasta 3,5 metros.

Esta herramienta resulta ideal en trabajos de paisajismo y viveros, sistemas de desagüe y fosas sépticas, zanjas para canalizaciones de agua y líneas eléctricas, así como en muchas otras aplicaciones.

Si necesitas las funciones de excavación a pequeña escala, el brazo excavador es la mejor opción que puedes escoger.

Si necesitas un minicargador o te interesa el aditamento brazo excavador, no dudes en visitar la web de Triton dónde encontrarás nuestro completo catálogo de maquinaria, herramientas y repuestos.