(01) 215 – 8000

Recientemente se ha dado conocer que nuevas variantes de Covid-19 siguen emergiendo y encienden las alarmas mundiales, así lo ha advertido la OMS. No obstante, no debería sorprender que el SARS-CoV-2 haya aparecido en nuevas cepas en distintas partes del mundo. Pues naturalmente, todos los virus mutan, es decir, experimentan modificaciones y generan variaciones de sí mismos. Aun así, la comunidad internacional y el gremio científico, inevitablemente sienten preocupación sobre los efectos y posibles consecuencias que puede traer consigo que el virus sea capaz de continuar propagando la infección a través de nuevas formas desconocidas.

Y es que, en plena lucha contra la pandemia, no es una, sino múltiples variaciones que este tipo de coronavirus, ha sufrido desde su aparición. Las cuales se han convertido en foco de estudio primordial en la actualidad, a fin de responder a interrogantes, como: ¿son más contagiosas?, ¿muestran resistencia a las vacunas existentes?, ¿atacan más severamente al organismo?, ¿en qué regiones se han propagado?…Entre otras dudas que van surgiendo y giran en torno a saber esencialmente, si estas réplicas  favorecen la sobrevivencia del virus de origen y qué riesgos suponen.

Pero, ¿qué se sabe sobre las nuevas variantes de Covid-19?

Diversos estudios demuestran, que mientras continúan sumándose más víctimas a los más de 2 millones de fallecidos a causa del coronavirus, al menos cuatro nuevas cepas de Covid-19 se han  disparado en distintos países. Lo que ha obligado a continuar incrementando las medidas de protección por parte de los entes gubernamentales en sus diversas naciones. Todo con el objetivo de disminuir las tasas de contagio ante el inminente aumento de casos luego de la aparición de estas nuevas cepas.

Situación que indica, que aparentemente estas nuevas variantes del SARS-CoV-2, son altamente contagiosas. Sin embargo, aún continúan los estudios científicos para saber si estas sepas son más graves o no. Lo que sí es un hecho innegable, es que supone un riesgo elevado, pues si estas variantes se caracterizan por mayor contagiosidad, su incidencia será de gran impacto. De modo que, esto puede incrementar considerablemente la cifra de hospitalizaciones y muertes si no se intensifican los sistemas sanitarios a nivel mundial.

variantes de covid-19

Las tres variantes han experimentado modificaciones en su estructura celular, específicamente en la proteína espiga | foto vía s.france24

¿Cuáles son las variantes del SARS-CoV-2?

Hasta ahora, se ha conocido sobre diversas variantes de Covid-19, que se han originado en distintos países. Sin embargo, destacaremos tres tipos de mutaciones, que aunque presentan rasgos bien diferenciados, tienen una característica en común. Y es que, las tres variantes han experimentado modificaciones en la proteína espiga que es la que ocasiona que el virus se aferre a las células humanas, logrando introducirse y reproducirse en las mismas. Razón por la cual, estas variaciones del covid-19, gocen de mayor efectividad de contagio y propagación.

1.      Variante británica B.1.1.7

La primera, la variante B.1.1.7 del Reino Unido,  se detectó en Inglaterra en septiembre del 2020. Esta se caracteriza por mostrar una gran cantidad de mutaciones y por ser mucho más transmisible. Así lo reflejan diversos estudios científicos, como el del Imperial College de Londres, indicando que tiene una capacidad de contagio entre 50-75% más alta. Aunado a ello, muestra una tasa de reproducción entre 0.4 y 0,7 por encima de la que representa el virus en su forma original.

A razón de ello, esta variante británica dominó al Reino Unido y especialmente prevalece en Londres y en el sudeste de Inglaterra. Además, logró extenderse rápidamente en al menos 50 países, como Estados Unidos, Corea del Sur, India, Francia, entre otros. Lo que causó gran  alarma y obligó nuevamente al cierre de fronteras y la cancelación de vuelos internacionales.

2.      Variante sudafricana 501Y.V2

Seguidamente, surgió otra mutación del virus en continente africano. Se trata de la variante sudafricana 501Y.V2, descubierta en octubre en dicho país y también propagada ágilmente por alrededor de 20 países, incluyendo al Reino Unido.

Ésta igualmente ha despertado gran preocupación en los expertos científicos, pues es 50% más infecciosa que el coronavirus común y peor aún, los experimentos hasta ahora realizados, indican que debido principalmente a la estructura de su mutación, existe la posibilidad de que las vacunas existentes no funcionen contra esta variante en algunas personas. Asimismo, resaltan que es probable que surjan casos de reinfección.

“Este linaje exhibe un escape completo de tres clases de anticuerpos monoclonales terapéuticamente relevantes”. Son algunos de los resultados de estudios que manifestó un equipo de científicos en Sudáfrica, provenientes de tres universidades nacionales de la mano con el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD).

Ahora bien, pese a estos resultados, las investigaciones continúan abiertas a fin de corroborar dicha hipótesis.

3.      Variante brasileña P.1

Por otra parte, la Amazonía, también ha sido sede del origen de una forma de mutación de covid-19. Denominada P.1, esta variante que apareció en Manaos, ciudad capital del estado brasileño de Amazonas, puede verse afectada en lo que respecta a su capacidad de ser reconocida por anticuerpos, debido su linaje dado por la cadena de mutaciones adicionales que contiene. Entre las que se encuentra la mutación E484K y N501Y.

Cabe resaltar, que esta nueva cepa de coronavirus en Brasil, que dejó sus primeros casos de contagiados en Japón y ha colapsado centros de salud en su país de origen, ha sido estudiada por diversos científicos de universidades brasileñas y británicas. Quienes afirman que es necesario hacer seguimiento minucioso a los cambios originados en su código genético, el cual posiblemente sufre mutaciones al trasmitirse continuamente entre personas. Pues esto contribuiría, a regular los casos graves y a disminuir su tasa de transmisión, frente a la posibilidad de que esta variante se esté tomando nuevas formas en diversas partes del mundo que originen nuevas variantes a su vez, mucho más contagiosas.

Vacunas covid-19

Existe la posibilidad de que las vacunas existentes no funcionen contra las nuevas variantes de Covid-19 | foto vía ca-times.brightspotcdn

¿Qué hacer frente a estas nuevas variantes de Covid-19?

Ante las nuevas variantes que ha mutado el Covid-19, cuyos efectos hasta ahora reflejan su gran capacidad de contagio, es imprescindible tomar medidas de protección eficaces. Probablemente, muchos se preguntan ¿Cuál es el mejor escudo contra el covid-19 y sus nuevas versiones?, y aunque definitivamente no tenemos la capacidad de frenar su propagación, si contamos con diferentes alternativas para evitar contagiarnos.

Por lo que debemos volver a las medidas que rigurosamente se tomaron desde su primera aparición. Usar tapabocas o mascarillas, que como se ha visto ha evolucionado a grandes rasgos a nivel mundial y  llevar pantallas de protección facial sigue siendo el mejor escudo contra este virus. Igualmente, las medidas de higiene (como el lavado de manos), permanecer en casa en la medida posible, cumplir con todas las medidas de bioseguridad en la calle (como el distanciamiento social), limitar los viajes, entre otras medidas de prevención, continúan siendo preeminentes.

Por su parte, los entes gubernamentales y autoridades de cada nación deben continuar con su labor protegiendo a su ciudadanía. Mientras tanto, los científicos continuarán realizando las investigaciones correspondientes para seguir descubriendo datos relevantes sobre estas nuevas variantes de Covid-19 y así, puedan contrarrestarse sus efectos.