(01) 215 – 8000

Indiscutiblemente, la Covid-19 ha impactado fuertemente todos los sectores de la economía mundial. El sector minero por ejemplo, se ha visto afectado principalmente por la paralización de diversas actividades productivas en la cuarentena. Sin embargo, ésta y el retraso de numerosos proyectos mineros en el Perú, no sólo ha sido influenciado por la pandemia, sino también por la falta de respaldo político y el buen manejo de conflictos sociales.

Así lo ha afirmado Víctor Gobitz, director del IIMP (Instituto de Ingenieros de Minas del Perú). Quien alega que el gobierno peruano no ha hecho una manifestación clara que oriente la reactivación económica y actividad minera. Perdiéndose la oportunidad de hacer negociaciones importantes con inversionistas, quienes ante la falta de claridad, predictibilidad a largo plazo, desisten de invertir su capital.

Por lo que Gobitz, reitera la falta de respaldo político. Conjuntamente, señala que en vista de la cercana salida del gobierno actual que no podrá reelegirse, éste debería sacar provecho para desde ya estudiar el sector a largo plazo. Para ello, debe evaluar estadísticas, dejar bases sólidas para el desarrollo de la inversión privada de este rubro y concientizar a la población. Esto implica a ciudadanos en general, personajes de la política y autoridades regionales y locales, para que reconozcan la importancia de esta actividad en pro de la economía del país.

Inversiones mineras en Perú descienden

Falta de respaldo político y caída de la inversión pese a gran potencial minero y altos precios

Mientras tanto, la inversión en dicho sector ha caído al menos un 25% el primer trimestre del año 2020, pese al alto valor monetario de los metales y la gran concentración de plata y cobre –principalmente- que favorece el privilegiado ecosistema peruano. Asimismo, al menos 15 proyectos mineros de Perú no han podido entrar en operación. No sólo por la crisis sanitaria, sino también por razones de licencia social y de estudio tanto de Impacto Ambiental, como de Factibilidad.

Así que, contar con altos precios de metales y gran variedad de éstos, no sirve de nada si no se saca partido de esta oportunidad y se ponen en marcha los proyectos. Así lo expresó el socio de Tax & Legal, experto en mining de KPMG, Roberto Casanova-Regis. Quien también afirma que para que estos proyectos extractivos sean viables, además debe mejorarse la relación con las comunidades adyacentes. Por su parte, si son vistos como medios de politización, la intervención del gobierno debe ser técnica.

“Es un tema crucial destrabar ahora los proyectos mineros. Si todos los ‘stakeholders’ no se sientan y resuelven los problemas para tener soluciones integrales, no se va a poder desarrollar nada” , puntualizó Casanova-Regis.